Tráfico y Responsabilidad Civil

Tras un accidente de tráfico se pueden producir daños y perjuicios personales, y para su reclamación debe interponer la correspondiente denuncia o demanda judicial, en el plazo de seis meses si es penal o de un año si es civil.

En siniestros de este tipo es necesario cuantificar los daños ocasionados y para ello se recomienda disponer de una prueba pericial elaborada por un especilista en valoración del daño corporal, en el que se establezcan los días de baja, lesiones y secuelas acorde al baremo de tráfico. Con ello se procederá a la reclamación de los daños y perjuicios sufridos, incluidos  lesiones, secuelas,  lucro cesante,  daños patrimoniales, etc. 

La ley 35/2015, de 22 de septiembre, ha aumentado  los perjuicios indemnizables y las personas perjudicadas.

Recuerde que dentro de las coberturas usuales de las pólizas de seguros puede tener defensa jurídica incluida, y con ello tiene usted la opción de designar abogados independientes a la compañía aseguradora, lo cual es altamente recomendable en aras de la mejor defensa de sus intereses.

Le asesoramos desde el inicio y tratamos de conseguirle la máxima indemnización.