Penal

Podemos defender tanto a personas físicas como empresas a quienes se les hayan imputado un presunto delito o creen que pueden llegar a serlo con el objetivo de defenderlos durante el curso del proceso penal con un detallado diseño de estrategias para la prevención de cualquier riesgo penal o patrimonial que pueda surgir a raíz de la presunta comisión de un delito.